Kaká: “Solamente Jesús puede darte lo que realmente hace falta”

De entrada Kaká aclara que la abundancia de bienes nos es comparado con la necesidad que tiene por Jesucristo: “No es porque sea rico, célebre, que tengo necesidad de Jesús.

Necesito de Jesús porque necesito de Jesús. Es sólo por eso, porque necesito de Él” y se pregunta: “De lo contrario Dios sería un Dios muy injusto.

¿Por qué el rico no necesitaría de Él y el pobre sí? ¿Por qué el blanco no necesitaría de Él y el negro no?”.
El centrocampista afirma que a pesar de la fama él intenta hacerlo de la mejor manera posible su relación cotidiana con Dios: “Hago todo lo que puedo hacer.

Yo planto, riego y el fruto viene de Él”. No obstante se encuentra confiado y tranquilo: “Debo hacer lo que me incumbe hacer.

De esta manera si gano o pierdo, eso ya no me pertenece”.
“Él es el árbol y yo soy solo la rama”, confiesa Kaká resaltando que el futbol ocupa mucho de su tiempo y de su concentración lo que podría llevarle a problemas familiares: “Es por eso que yo busco siempre un equilibrio entre ese tiempo y el tiempo con mi familia principalmente y después me ocupo de otras prioridades”.

“La fe y Jesús me ayudan mucho en todo esto”.
Kaká es consciente de la responsabilidad que tiene como gran estrella del fútbol y por eso habla del ejemplo: “Es importante decirlo, pero sobre todo mostrar el ejemplo” y afirma que intenta ayudar al prójimo y defender los valores de la familia siempre que puede: “a fin de que las personas que me rodean reconozcan mis palabras en mis acciones”.
En realidad su testimonio lo ha llevado hasta a ser consejeros de sus compañeros: “jugadores que pasan por un momento difícil en casa me piden ayuda para tomar una decisión”, así que Kaká muestra cómo ora y acompaña a estos compañeros “para que ellos puedan tomar una buena decisión”.
Precisamente es esta oración de donde Kaká saca fuerza para el día a día: “Paso el día entero orando, así que todo lo que tengo que hacer lo hago orando y buscando a Dios. En cada momento de mi jornada” y muestra su experiencia de cómo Dios habla con el ser humano de maneras distintas: “Dios me habla a través de una película que miro, a través de una música, a través de un momento pasado con mis hijos o mi mujer.

El mundo de hoy puede ofrecer un gran número de posibilidades, pero solamente Jesús puede darte lo que hace falta, darle un sentido a tu vida”.

Grupo Visión de Costa Rica